Patricia Montejo Vargas


Patricia Montejo Vargas

Lista

Madrid Avanza

Biografía

Patri, madrileña de 38 años, activista por el feminismo y la diversidad funcional.

Mi activismo me llevo a ser una de las fundadoras del colectivo Frydas (Mujeres Feministas con Diversidad Funcional).

He colaborado en la organización de la huelga del 8 de marzo de 2018 y 2019, y seguiré luchando día a día para que no sea necesaria otra huelga feminista.

Fui portavoz de la Plataforma Jóvenes Pensionistas, con quienes seguiré participando tras abandonar la portavocía. Porque, la diversidad funcional tiene que estar visible en las candidaturas y es incompatible con la portavocía, pero no con la lucha en la calle.

He sido vocal de barreras arquitectónicas en representación del grupo Parlamentario de Podemos Comunidad de Madrid en la Consejería de Transporte esta legislatura, también soy enlace en la Secretaría de Feminismos y del Círculo de Diversidad Funcional de la Comunidad de Madrid.

Además, participo en diferentes colectivos del municipio donde resido, que prefiero no mencionar al ser apartidistas, y formo parte del grupo de comunicación de Ganar Fuenlabrada, CUP de mi localidad.


Motivación

Mi motivación principal es, la soledad.

La soledad de quien constantemente tiene que alzar la voz para visibilizar la situación de las personas diversas.

La soledad que he sufrido en situaciones en las que, me he visto obligada a abandonar espacios por ser atacada y ninguneada, cada vez que ponía la diversidad funcional sobre la mesa.

La soledad que sentía en cada asamblea en los diferentes espacios sociales donde participé, cada vez que tenía que pedir la palabra para que no nos dejaran tiradas por el camino.

Llevar a las instituciones la lucha contra capacitismo de una sociedad patriarcal.

Dar voz por el derecho a la accesibilidad y el cumplimiento de la ley de accesibilidad universal que cumplió su plazo en diciembre de 2017.

Me presento en esta lista para construir un espacio en el que quepamos todas, en el que las diversas, las comunes, no tengamos que alzar la voz para ser visibles.