Aranzazu Soto Maestro


Aranzazu Soto Maestro

Lista

Madrid Avanza

Biografía

Mi nombre es Arantza Soto, nací en Bilbao hace 43 años pero llevo trece años viviendo en la Comunidad de Madrid, de los cuales los últimos siete en Getafe. Soy Técnico Especialista en Administración de Sistemas Informáticos y trabajo en el sector tecnológico desde hace quince años. En la actualidad soy desarrolladora de software, aunque también he realizado otras funciones dentro del sector I.T. como técnico de preventa o jefa de proyectos.

Desde el 2015 formo parte del Circulo de Podemos Getafe y actualmente pertenezco al Consejo de Coordinación de Podemos Getafe, donde desempeño las funciones de secretaria de Movimiento Popular, Relación con la Sociedad Civil y Participación Ciudadana. Además pertenezco al nodo de activistas sociales Vamos!, y colaboro con otros colectivos sociales como la plataforma No más precariedad o la Plataforma en Defensa del Hospital de Getafe.


Motivación

Mi motivación principal para presentarme a las primarias a la Comunidad de Madrid es conseguir revertir la precarización de los servicios públicos producida tras más de veinte años de gobierno del Partido Popular en nuestra región. Necesitamos acabar con más de dos décadas de neoliberalismo en Madrid, una etapa funesta en la que se ha privatizado lo público con externalización de numerosos servicios y otras acciones dirigidas a acabar con la sanidad, la educación y los derechos sociales de millones de personas.

Vivimos un momento muy delicado con el avance de la extrema derecha, algo que puede traducirse en un retroceso de libertades, especialmente para las mujeres, y en un nuevo recorte de derechos para todas y todos. Frente a todo esto, Podemos es la única fuerza política capaz de revertir esta tendencia para defender unos servicios públicos de calidad y aplicar una perspectiva feminista que consiga mejorar la vida de la gente.

Por todo ello, quiero formar parte de una alternativa diferente para la Comunidad de Madrid, una nueva forma de defender los servicios públicos, parar la corrupción y acabar con la precariedad como modelo de vida impuesto. Un proyecto político donde lo más importante sean las personas y en el que las reivindicaciones de los movimientos sociales, como el feminismo o la plataforma de pensionistas, sean una parte fundamental de esta nueva etapa.