Andrés Francisco Baquero Pérez


Andrés Francisco Baquero Pérez

Lista

Madrid Avanza

Biografía

Al principio no había nada. Un vacío. Una tradición política que nos brindaba terrones de azúcar para facilitarnos deglutir una píldora que nos decían que era buena, pero que siempre nos sentaba mal. Y de pronto salió el Sol. Un sol de mediados de Mayo que nos despertó iluminando las calles de Madrid. Un sol que llevo a muchas personas a movilizarse y a cambiar un panorama político que nos arrastraba al desastre. Como muchas otras personas desperté en ese momento para pasar muchas noches sin dormir mientras el Sol nos iluminaba. Y como muchas otras soñamos con tomar el parlamento para cambiarlo desde dentro. Y desde entonces la lucha y el activismo se volvieron parejos a mi persona. Y pasaron tres años en los que nos preguntamos cuándo nos instituiríamos como partido. Y fue entonces cuando nos invitaron a mover ficha y a participar como ciudadanos en una vida política que hasta ese momento se nos presentaba como ajena mientras nos afectaba en nuestro día a día. Y nos dimos cuenta de que sí que podíamos cambiar las cosas. De que podemos hacer de la política un terreno donde participemos toda la ciudadanía de una forma activa. Así pues comencé a participar en un movimiento político para devolver a la gente lo que es de la gente. Para devolver la política a quien de verdad pertenece.


Motivación

Pero el cambio es un proyecto a largo plazo y el devenir de los acontecimientos, las prisas, pueden convertir el cambio político un cambio pasajero. Un cambio que conmueve, pero no promueve. Para ver ese cambio que queremos ver necesitamos cambiar nuestra conciencia y ese cambio sólo se puede dar a través de la educación. Una educación que a día de hoy esta prediseñada para gustar, pero no para educar, sino para dogmatizar y convertirnos en esclavos de este sistema. E igual que la educación es el motor del cambio, la cultura es el motor de la educación. Si queremos un verdadero cambio de conciencia necesitamos desarrollar un tejido social promueva las nuevas ideas y los nuevos conceptos. Modelos culturales para ese día del mañana que las vecinas y vecinos queremos ver. Modelos culturales que fomenten una educación donde la participación ciudadana, la solidaridad, el ecologismo y el feminismo pesen por encima de los valores pre-establecidos. Un modelo que ponga la vida en el centro. Un motor donde el el bien-estar de todos y de todas pese más que el consumismo voraz para el que nos han educado. Mi compromiso es claro: promover estos valores y llevar el acceso a la institución a cada una de las vecinas y vecinos de Madrid como una herramienta para mejorar, en la máxima medida de lo posible, su realidad.